¿Estás por mudarte o redecorar? Asegúrate de no cometer ninguno de estos deslices al momento de darle forma a tu hogar de ensueño.

  • Medir está sobrevalorado

Todos en algún punto hemos usada la típica medida de “pasos/brazos/manos”, para aproximar las dimensiones de cualquier mobiliario o espacio. Sin embargo no debería causarte sorpresa cuando aquel sofá de terciopelo que según medía “4 pasos”, ni siquiera logre entrar por la puerta. Pierde el miedo a usar reglas y metros para calcular exactamente el espacio disponible con el que cuentas, de esta manera tanto tú como tus muebles tendrán el área justa. (Gana un punto extra si dibujas un plano con el diseño planeado antes de acomodar las piezas o mejor aún, antes de comprarlas).

  • Pintar es LA prioridad antes de decorar

Pintar tus muros de ese tono con el que estás enamorado puede parecer buena idea… al principio, pero cuando añadas otras piezas probablemente no lo sea. Recuerda que no es fácil mezclar varias paletas de color, por ello intenta planear con antelación cómo combinar tu selección cromática con los textiles y texturas del resto de la decoración.

  • Aspiraciones (im)posibles

Aunque creas que sea buena idea recrear por completo lo que viste en Instagram o la vivienda de tu celeb favorita… a veces es mejor la inspiración a la imitación. Recuerda que pueden variar las dimensiones, la iluminación y el presupuesto disponible para alcanzar tu #homegoal, pero eso no quiere decir que no puedas tener un hogar espectacular y con mucho estilo. La clave está en saberse adaptar, darle un toque personal y siempre estar abierto a experimentar.

  • ¡Bienvenidos todos los regalos!

Puede que sea más fácil aceptar ese jarrón de la abuela o guardar aquella taza de tu viaje por Europa que conseguir una nueva y de tu estilo. Tememos decirte que esta filosofía de “tenerlo por si acaso”, puede llevarte a convertir tu residencia en un lugar lleno de recuerdos y figuras de cerámica donde nada tiene sentido. Usa tu instinto de decorador y aprende a decir NO a aquello que probablemente solo acumule polvo en algún cajón.

  • Creerte un experto DIY
    salon-familiar-de-la-casa-de-gwyneth-paltrow-2

Probablemente viste una manera económica, fácil y rápida de conseguir esa increíble luminaria o papel tapiz para tu hogar al hacerlo tu mismo, pero considera que en el 99.9% de las veces, el resultado no será igual que si contratas a un experto. Lo ideal es que busques a la persona indicada que te ayude y así tendrás la seguridad de que no te caerá encima una lámpara mientras duermes.

 

 

 

  • Tener como mantra: “Lo arreglaré más tarde”

¿Tu vajilla es de plástico?, ¿Debes nivelar tu mesa con un libro?, ¿Aún no consigues una base para tu cama?, Si contestaste sí a una o dos preguntas, es tiempo de que dejes esta filosofía de dejarlo para después. Pierde el miedo a invertir en aquellas piezas o arreglos que mejorarán tu vida.

  • Seguir las tendencias al pie de la letra

Sabemos que eres fan del diseño y buscas que tu hogar refleje siempre tu estilotrendy, pero ten cuidado con esto, pues podría resultar en un desastre. No porque esté de moda algo quiere decir que lo debas de integrar inmediatamente en tu hogar. Aprende a ser selectivo y a adaptar las tendencias del momento a tu decoración actual. De esta manera no terminarás en una casa/museo con los recuerdos del 2017, 2016, 2015…

  • Dejar los accesorios para el final

Seguramente en algún punto has colgado el clásico poster de Pulp Fiction o Breakfast at Tiffany’s, pero el querer llenar un muro o decorar un mueble con lo primero que encuentres puede hacerte caer en un cliché. Planea muy bien qué piezas exhibirás en tus muebles, así como el arte que decorará tu espacio. Especialmente pon atención en los detalles verdes, las plantas siempre suman en un espacio, además hay para todos los gustos y tipos de ambientes.

 

Si estás interesado en realizar una redecoración o remodelación a tu hogar, no dudes en hacerte con los servicios de un profesional. ¡En Spacio Quattro estaremos encantados de atenderte!
[contact-form-7 404 "Not Found"]
Fuente: Architectural Digest México