El World Trade Center fue un complejo de edificios en Bajo Manhattan, ciudad de Nueva York, Estados Unidos, que incluía a las emblemáticas Torres Gemelas, inauguradas el 4 de abril de 1973, y destruidas en los atentados del 11 de septiembre de 2001,

El complejo fue diseñado a principios de la década de 1960 por Minoru Yamasaki y Asociados, de Troy (Míchigan), y Emery Roth e Hijos, de Nueva York.​ Las Torres Gemelas, de 110 pisos cada una, usaron un marco de tubo como diseño estructural.

El World Trade Center fue una de las implementaciones más importantes de la ética arquitectónica de Le Corbusier, al igual que la mayor expresión de las tendencias góticas modernistas de Yamasaki.​

Además de las torres gemelas, el plan para el complejo incluía otros cuatro edificios de poca altura. Los otros edificios incluían al WTC 3 (Marriott World Trade Center), el WTC 4 (donde además de oficinas funcionaban diversas bolsas de valores),​ el WTC 5, el WTC 6 (que contenía a la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza) y el WTC 7. Todos estos edificios fueron construidos entre 1975 y 1985, con un costo de 400 millones de dólares (2300 millones en dólares de 2014). El complejo se ubicó en el corazón del distrito financiero de Nueva York, con un espacio total de 1,24 millones de metros cuadrados para oficinas. En conjunto, el complejo World Trade Center ocupaba una supermanzana de 65 000 m2.

La piedra fundamental del World Trade Center se colocó el 5 de agosto de 1966. La Torre Norte se completó en diciembre de 1972 y la Torre Sur fue finalizada en julio de 1973. El proceso de construcción incluyó la extracción de una gran cantidad de material, utilizado luego como relleno para construir la Battery Park City, en el lado oeste del Bajo Manhattan.

El World Trade Center fue una de las implementaciones más importantes de la ética arquitectónica de Le Corbusier, al igual que la mayor expresión de las tendencias góticas modernistas de Yamasaki.

En la mañana del martes 11 de septiembre de 2001, secuestradores miembros de Al-Qaeda estrellaron dos aviones Boeing 767 contra el complejo, uno contra cada torre, en un ataque terrorista coordinado. Tras arder por 56 minutos, la Torre Sur (WTC 2) se derrumbó, seguida media hora después por la Torre Norte (WTC 1). Los ataques al World Trade Center tuvieron como resultado unas 2 753 muertes. El World Trade Center 7 se derrumbó más tarde ese mismo día, y otros edificios, a pesar de que no se derrumbaron, debieron ser demolidos debido a que el daño que presentaban era irreparable. El proceso de limpieza y recuperación del sitio del World Trade Center llevó ocho meses.