Según un estudio publicado por la revista Nature, en el que se analizaron 1.5 millones de opiniones sobre 212 mil fotografías de arquitectura, las construcciones que son consideradas como bellas, tienen un efecto similar al de la naturaleza, capaz de mejorar nuestra salud y felicidad.

Si bien es cierto que la belleza es subjetiva, para que este estudio tenga sentido, se establecen ciertas bases para definir el concepto. Por ejemplo, se deduce que para que una construcción sea bella, deberá estar compuesta de formas geométricas simples, unidas de forma armónica. Además, dicha armonía tendrá que estar presente a gran escala, en consonancia con su al rededor.

Debido a esto, la tendencia arquitectónica más importante de la actualidad es la de construcciones de impacto bajo o neutro con el medio ambiente, principalmente que sean «verdes» en al menos un porcentaje; las azoteas, jardines y muros son los más utilizados en este sentido.

Para cumplir el requisito de armonía con su al rededor, algunos arquitectos han comenzado a explorar la interconexión entre cada construcción, diseñando parques u azoteas verdes, que se conecten de un edificio a otro, y así fomentar un ambiente más sustentable y una sociedad más feliz y saludable.

Si buscas construir de forma sustentable, en Spacio Quattro somos expertos en trabajar orientados hacia el menor impacto posible, en el medio ambiente. ¡No dudes en contactarnos!

 

[contact-form-7 404 "Not Found"]

 

Fuente: El Plural