Mucha luz, líneas rectas y colores claros son la base de la decoración minimalista en una casa; un estilo que busca reducir la cantidad de elementos presentes por habitación manteniendo lo estrictamente necesario.

  1. Lo primero que tienes que hacer para lograr esta transformación, es recoger todo lo innecesario y lo que no tiene armonía en cuanto a sus formas y colores con el hogar.

  2. Si tienes colores fuertes en las paredes, piso y techos, es recomendable pintar: el blanco es el predilecto en la estética minimalista ya que agrega luminosidad a las habitaciones.

  3. Si buscas un contraste, utiliza el negro: blanco y negro juntos son la mayor expresión del minimalismo ya que ofrece contrastes profundos y simples que realzarán el objeto.

  4. En cuanto a los muebles, debes elegir unos que sean sobrios, pero a su vez elegantes. Preferiblemente aquellos con terminaciones rectas y que evoquen figuras rectangulares o cuadradas.

  5. En la cocina elige una llave de agua simple y un refrigerador de puertas lisas y puntiagudas. Trata de reducir todos los elementos innecesarios y de mantener en orden los utensilios en su lugar.

  6. En cuanto a la habitación, viste tu cama de color blanco. Elige una con base rectangular o cuadrada y preferiblemente sin cabecera. Incluye la menor cantidad de muebles para habitación: sólo incluye los que sean estrictamente necesarios; siempre podrás guardar lo que quieras en el ropero.

  7. La iluminación es clave en este estilo. Puedes aprovechar la luz natural al máximo añadiendo ventanales y tragaluces a las habitaciones. El uso de espejos grandes también le dan un mayor atractivo a este tipo de decoración.

  8. Si tu vivienda es de dos o más pisos, puedes elegir escaleras rectas y finas: esto hará que ocupen el menor espacio posible. Puedes sustituir las barandas de seguridad por una pared de cristal resistente con acabados finos.

  9. Agrega ventanales y puertas de cristal en el baño: esto permitirá mayor sensación de profundidad y permitirá que la luz natural penetre durante el día. Si tus vecinos están cerca, puedes darte privacidad con unas cortinas de color sobrio que convivan armónicamente junto a los cristales.

  10. Si tienes jardín, no dejes que el césped crezca demasiado y mantén un baja cantidad de arbustos y plantas decorativas que combinen de forma armónica con esta área de la casa.

En Arquitectura y Construcción somos especialistas en remodelación de casas y edificios.

¡Contáctanos para solicitar tu cotización!

[contact-form-7 404 "Not Found"]